El potencial de la leche materna contra infecciones por estreptococos

El potencial de la leche materna contra infecciones por estreptococos

Como muchas de vosotros sabéis, este superalimento brinda un sinfín de beneficios tanto para la madre, como para los bebés. Y su potencial no solo se extiende al desarrollo de nuestros y nuestras peques, sino que también aporta una barrera contra las infecciones. Por ello, queremos hablaros sobre el potencial de la leche materna contra infecciones por estreptococos.

EL POTENCIAL DE LOS OLIGOSACÁRIDOS

Los azúcares presentes en la leche materna pueden establecerse como una nueva vía terapéutica frente a los antibióticos.

 De forma natural, la leche materna cuenta con una serie de componentes nutricionales y anticuerpos capaces de proteger al recién nacido de infecciones y enfermedades pediátricas. Por ello, desde la Organización Mundial de la Salud (OMS), se recomienda mantener la lactancia durante los seis primeros meses del bebé como fuente principal de alimento e introducir paulatinamente otros alimentos manteniendo la leche en la dieta del infante hasta los dos años o más.

Nuevos datos arrojados por un estudio presentado en la American Chemical Society (ACS) demuestran el potencial de la leche materna contra infecciones por estreptococos del grupo B, gracias los oligosacáridos (HMO por sus siglas en inglés), cadenas cortas de moléculas de azúcar,  contenidos en la leche humana (HMOs, por sus sigas en inglés).

Los estreptococos, causantes de meningitis y muerte fetal, se acostumbran a tratar con antibióticos, medida que podría cambiar tras los resultados de la investigación de los laboratorios del doctor Steven Townsend, en la Universidad de Vanderbilt.

 Las infecciones más habituales entre los primeros meses de vida se presentan de forma más habitual en aquellos bebés alimentados con fórmula frente a los lactantes, lo que puede sugerir que las propiedades de la leche materna actúan contra las bacterias.

Ante esta premisa, el equipo de expertos analizó los efectos de los HMOs combinados de varias madres sobre la infección por estreptococos del grupo B de las células inmunitarias placentarias y de la membrana gestacional. Tras la investigación, el grupo concluyó que los HMOs podían inhibir completamente el crecimiento bacteriano tanto en los macrófagos como en las membranas.

Con el fin de determinar qué oligosacáridos tienen estos efectos antimicrobianos y por qué, los especialistas establecieron un microbioma artificial de dos especies con estreptococos del grupo B y la especie beneficiosa Streptococcus salivarius que crece en una placa de cultivo de tejidos, separados por una membrana semipermeable. Luego, agregaron unos oligosacáridos llamados galacto-oligosacáridos (GOS). En ausencia del azúcar, el estreptococo del grupo B suprimió el crecimiento de las bacterias “buenas”, pero los GOS ayudaron a que esta especie beneficiosa creciera.

 Tal y como se estipula en los resultados, la razón por la que oligosacáridos de la leche humana pueden tratar y prevenir la infección por estreptococos del grupo B es probablemente doble, actuando como un antiadherente al evitar que los patógenos se adhieran a las superficies de los tejidos y formen una biopelícula, y como prebióticos al apoyar el crecimiento de bacterias buenas.

¿Te gustaría aprender más sobre la lactancia y todos los beneficios de este superalimento? ¡Síguenos en Redes Sociales!

¿Quieres leer nuestros otros blogs sobre curiosidades sobre la lactancia? ¡Haz click aquí!

Abrir chat