LACTANCIA PRIMEROS DÍAS

LACTANCIA PRIMEROS DÍAS

Una de las cosas más importantes para el bebé en sus primeros meses de vida es su alimentación. Conocer la composición de la leche de la madre es muy importante para saber si le estás dando al bebé todo lo que necesita.

La composición de la leche materna está formada básicamente por agua, lactosa, grasas y proteínas, pero lo importante es saber qué cantidad hay de cada uno de estos elementos, ya que durante la lactancia, la composición va variando en función de la edad bebé y de sus requerimientos nutricionales. Además, muchas madres se alarman al ver que el color de su leche ha cambiado y es por eso que hemos escrito este artículo en nuestro blog, para explicar los diferentes tipos de leche y su variación tanto en composición, como en color:

Calostro

El calostro es la primera leche materna que produce el cuerpo. Solo se produce durante los primeros días y en pequeñas cantidades, pero es concentrado y muy nutritivo siendo muy rica en proteínas. Si bien el calostro a veces es claro y acuoso, con mayor frecuencia es amarillo o naranja y espeso. Los altos niveles de betacaroteno en el calostro le dan este color amarillo oscuro o naranja.

Leche de transición

Después de los primeros días de calostro, aumenta la producción de leche materna y su cuerpo comienza a producir leche de transición, donde la concentración de proteínas va disminuyendo, pero la concentración de grasas y lactosa aumenta. Durante este período de transición de dos semanas, el color de la leche materna generalmente cambia de amarillo a blanco a medida que sube la leche.

Leche madura

Después de aproximadamente dos semanas, su cuerpo alcanza la etapa de leche madura que cambia de apariencia según la cantidad de grasa que contiene.

Leche inicial: En general, cuando la leche madura comienza a fluir fuera de su seno al comienzo de una sesión de alimentación o extracción, es más ligera y con menos grasa. Esta leche se llama primera leche. Dado que la primera leche es ligera, tiende a verse transparente o azulada.

Leche final: a medida que continúa extrayendo leche o amamantando, aumenta el contenido de grasa en la leche. A medida que aumenta la grasa, la leche materna se convierte en una leche más cremosa llamada leche final. La leche final tiene una apariencia blanca o amarilla más espesa.

¡Y hasta aquí toda la información que necesitas para poder conocer la leche materna y sus cambios! Si aun así te quedan dudas, te recomendamos hacer nuestro test de leche materna para poder confirmar la buena calidad de tu leche.

Si te preocupa el color de tu leche, te invitamos también a revisar nuestro artículo en el que hablamos de la leche materna amarilla.

Si tienes cualquier duda o consulta, no dudes en contactar con nosotros por correo, en : hola@mammalab.com o por teléfono en el: +34 644 97 11 45

Abrir chat