Las 4 crisis de lactancia que debes conocer

Las 4 crisis de lactancia que debes conocer

¿Has oído hablar de las crisis de lactancia o brotes de crecimiento? Ocurren cuando en determinados momentos, ocurren cambios en el comportamiento del bebé, como por ejemplo, notarlo más inquieto, que llore más, que duerma menos y que lo notemos más distraído y con comportamientos extraños.

También suele ocurrir, sobre todo en el primer mes, que pida una mayor demanda de leche, por lo que las tomas se vuelven más irregulares y menos tranquilas. Por lo cual es normal que en este caso, las mamás os desconcierte y os preocupéis por si es culpa de vuestra leche y de la cantidad.

Dependiendo de la edad del bebé, afectan al bebé de una manera u de otra, por lo que se solucionan de distintas maneras. Además, estas crisis aparecen en momentos muy similares en todas las madres, por lo que conocerlas, te hará sentirte más preparada y las podrás llevar mejor.

Vamos a explicarte cómo es cada crisis de lactancia según la edad del bebé

Crisis de lactancia a los 20 días de vida

Es muy común que sobre los 20 días de vida del bebé, aumente su demanda, por lo que es muy normal que quiera estar pegado al pecho todo el día. Es entonces cuando empieza la primera crisis de lactancia. Aun así, no tienes de qué preocuparte, ya que tu cuerpo producirá la cantidad de leche que note que necesite tu bebé, por lo que en cuando note que tu bebé aumenta su demanda, rápidamente producirá más leche.

En esta primera crisis de lactancia, hay dos mitos con los que tenemos que tener mucho cuidado, ya que se alejan mucho de la realidad: Muchas madres piensan que esta crisis sucede porque el bebé se queda con hambre o porque no tienen suficiente leche, pero no es así! Deja que tú leche fluya y le dé lo que necesita al bebé.

Crisis de lactancia al mes y medio

Entre las 6 y 7 primeras semanas del bebé, sucede el segundo brote de crecimiento. Esto, muchas veces, comporta que el bebé esté más alterado e irritable, pero no es motivo de preocupación, ya que solo se trata de unos días de crecimiento. En esta crisis, es muy importante no negarle el pecho u ofrecerle leche cada vez que lo notemos inquieto, porque que lo esté no significa que tenga hambre. Simplemente, está creciendo.

Esta crisis es debido, muchas veces, al cambio de la composición de la leche y de su sabor, por lo que el bebé necesita unos días para adaptarse y acostumbrarse.

Crisis de los 3 meses

Esta es una de las crisis mas importantes, ya que es cuando suceden más cosas: Las tomas se empiezan a espaciar más, el bebé se distrae con facilidad y empieza a interactuar con el mundo y gana peso más lentamente. También es muy frecuente que empiece a chuparse las manos y los dedos y le cuesta más concentrarse en la toma de leche. Es por eso que muchas madres deciden en esta tercera crisis, dejar de dar el pecho, pero eso no es lo que está pidiendo el bebé, simplemente, empieza otra etapa muy distinta.

Así pues, a continuación te proponemos 2 consejos que te van a servir para mejorar y normalizar la situación:

-Minimizar los estímulos ambientales a la hora de dar el pecho: Ir a una habitación tranquila y con poca luz.

No forzar las tomas de leche y ofrecerle el pecho cuando notes que tenga hambre sin esperar mucho rato porque se puede poner nervioso.

Crisis de lactancia al año de vida

La cuarta crisis es también muy importante conocerla para no hacer lo contrario de lo que deberíamos. Sucede aproximadamente cuando el bebé llega a su primer año de vida. En este momento, normalmente los bebés dejan de tener tanto interés para comer y continuan queriendo leche materna. Eso sucede porque el bebé deja de crecer tan rápido como lo hacía en los meses anteriores, por lo que no necesita tanto alimento. Aun así, dejar la lactancia materna es una muy mala idea, ya que lo que necesita el bebé es alimentarse, y si le restas la leche materna, ingerirá muchos menos alimentos.

Si esta crisis se alarga, no te preocupes, ya que a partir de los 15-18 meses, el bebé volverá a comer con más intensidad y más cantidad, por lo que todo volverá a la normalidad.

Si quieres conocer, cómo podemos ayudarte a confiar en tu leche desde el primer día. clica aquí 🙂

¡Y hasta aquí las 4 crisis de lactancia! ¿Las conocías? ¿Te has enfrentado a alguna? ¡Esperamos leerte!

Fuente de información: Suavinex , Mustela y Alba, especialista en lactancia materna

Abrir chat